Domínguez Colección Baboso Negro 2017

Vino elaborado con uva negramoll, una variedad de uva prefiloxerica cultivada en Canarias desde hace varios siglos. Es una uva delicada, difícil de cultivar, caracterizada por su finura aromática y por su buen nivel de acidez, que permite obtener unos vinos con mucha personalidad, frescos, con estructura y con un buen potencial de envejecimiento.

La cosecha del 2008 selección negramoll procede del pago de Fray Diego, una zona donde esta variedad desarrolla todo su potencial. Los terrenos franco arcillosos, con una fertilidad relativamente baja y con bajos contenidos en materia orgánica, dan lugar a las mejores uvas de esta variedad, cuando las condiciones climatológicas y el correcto trabajo sobre el viñedo permiten la buena maduración del fruto.

El clima en las islas está tremendamente influenciado por Atlántico, que refresca las islas, sobre todo la vertiente norte de las islas. La presencia de los alisios, vientos húmedos y frescos que soplan normalmente del nornoreste, permiten que halla una alternancia de temperatura entre el día y la noche adecuada para la correcta maduración del fruto. Además, las suaves temperaturas favorecen un maduración lenta, lo que permite conseguir uvas con buenos niveles de acidez y con unos perfiles aromáticos muy característicos

Los suelos volcánicos con contenidos altos en potasio confieren una personalidad única a los vinos de esta zona, caracterizados por las notas minerales en nariz provenientes del “terroir” y las notas florales de la variedad.

La viña se cultiva sobre pie franco, por la ausencia de filoxera. Esto permite una mayor longevidad de las cepas, frente a plantas cultivadas sobre portainjertos, lo que a la larga se traduce en uvas de mayor calidad y con mayor tipicidad.

La experiencia trasmitida a través de cuatro generaciones de viticultores en la zona nos permite un profundo conocimiento del medio y de la variedad, y nos permite trabajar siempre buscando la máxima calidad. En Fray Diego la viña vegeta con un vigor muy controlado, y se ajustan muy bien los rendimientos, no superando los 6.000 kg. por ha, para conseguir una calidad óptima.

La uva se vendimia a mano, realizando una cuidosa selección de los racimos. Posteriormente se despalilla y se estruja ligeramente y se somete a una maceración prefermentativa en frío de dos días. El encubado duró 16 días. El vino realiza la fermentación maloláctica en barricas nuevas de roble americano y húngaro. Donde permaneció durante siete meses antes del embotellado. Antes de salir al mercado ha permanecido un mínimo de 12 meses en botella.

Es un vino que evolucionará correctamente durante al menos los próximos 10 años.

Vino de capa media alta, de color granate, con ribetes violáceos. En nariz presenta aromas de fruta madura bien arropadas por la crianza en barrica nueva, y notas minerales propias de la variedad y el terruño. En boca es un vino potente, amplio y fresco, bien estructurado, con la presencia de taninos maduros, que le dan un posgusto largo. Especialmente adecuado para acompañar pastas gratinadas, platos de caza menor y estofados.

  • Cosecha 2008
  • Variedades: Negramoll 85%, tintilla 10%, Lista negro 5%.
  • Maceración en acero inoxidable en 16 días.
  • Crianza en barricas de roble. 40% centroeuropeo y 60% americano durante siete meses
  • Grado alcohólico: 14,1 %.
  • Acidez total (Ácido tartárico): 5,86 g/l.
  • PH: 3,58.
  • IPT: 72.